Saltear al contenido principal
salmon-mundi-lago-norte

VALUE
INVESTING

Compramos activos baratos, con un elevado margen de seguridad. El mercado ofrece constantemente precios que normalmente no coinciden con el verdadero valor de los activos. Cuanto mayor es la discrepancia entre precio y valor, mayores pueden ser las oportunidades.

Para seleccionar compañías analizamos estados financieros actuales e históricos, buscando valoraciones baratas respecto a los resultados obtenidos durante largos períodos de tiempo o respecto a los activos que tienen en el balance. Para comprar compañías buscamos algunos de los siguientes requisitos: bajo ratio precio/beneficios, bajo valor en libros, alta rentabilidad por dividendos, flujo de caja libre elevado, bajo valor de empresa frente al flujo de caja operativo. Podemos seleccionar alguna compañía un poco más cara si consideramos que por su calidad lo merece. Preferimos empresas con caja neta o poco endeudamiento. Además solemos elegir compañías en las que los gestores o los dueños tienen una participación accionarial relevante.

GLOBAL

Invertimos en todo tipo de activos a nivel global pudiendo utilizar también posiciones cortas.
En materias primas buscamos aquellas que tienen un precio actual muy por debajo de su nivel real histórico y con unos fundamentales positivos. Invertimos en metales preciosos ya que consideramos el oro como dinero. Con las posiciones cortas intentamos protegernos contra riesgos del mercado, normalmente ligados a excesos de crédito.

TEORÍA
ECONÓMICA
AUSTRIACA

Tenemos en cuenta a la hora de invertir las distorsiones creadas por los ciclos de crédito y su impacto en la valoración de los activos. Tendemos a evitar la exposición a países que han tenido un rápido crecimiento de crédito durante años y compañías con elevados niveles de deuda.

Creemos que la historia de las monedas fiduciarias es la historia de continuas devaluaciones que perjudican a los ahorradores. Desde 1971, con una mayor relevancia, ya que es el momento en el que Estados Unidos elimina la convertibilidad del dólar al oro. Una de las formas de preservar el patrimonio es invertir en activos que puedan protegernos de la devaluación de las monedas.

CONTRARIOS

Evitamos modas, buscamos valor preferiblemente donde haya habido bajos niveles de inversión durante largos períodos de tiempo. Solemos encontrar oportunidades atractivas en activos, sectores, materias primas o países deprimidos por problemas temporales, que suelen coincidir con flujos de noticias desfavorables.

Este aspecto de nuestra filosofía, unido a una inversión global, hace que Salmón Mundi Capital se comporte de una forma diferente a los vehículos que tradicionalmente suelen tener los ahorradores, muy ligados a renta variable o renta fija, ayudando así a la diversificación de su cartera.

LARGO PLAZO

Los mejores resultados de inversión se producen en el largo plazo. Históricamente los retornos de las inversiones no son lineales y existen períodos prolongados de tiempo en el que los activos que cotizan por debajo de su valor se comportan peor que el mercado.

En Salmón Mundi Capital consideramos que cinco años es un plazo razonable para que las inversiones maduren, sin ser esto algo matemático. El dinero de inversión debe ser un dinero de ahorro.

paciencia

No estamos tan enfocados en los resultados trimestrales o en el comportamiento de los precios a corto plazo, como en comprar barato y esperar. Una vez que hemos seleccionado un activo infravalorado y que cumple con nuestros criterios de inversión lo mantenemos hasta que alcanza su valor o hasta que encontramos otro más barato.

Históricamente la mayoría de los retornos obtenidos de la inversión se concentran en períodos muy cortos de tiempo. Creemos que a la hora de invertir la paciencia es el recurso más escaso.

TOPVolver arriba